¡ATENCIÓN! ¡ESTA ENTRADA TIENE CURSILADAS COMO CASAS! ¡NO ENTRES SI TE DAN ARCADAS LAS ÑOÑERÍAS!

Esta entrada es simplemente un resumen de todo lo que me ha pasado ese día. Para mí es un día tremendamente especial por diversos motivos. Todos esos motivos tienen un nexo en común: Mi novia. Así que si queréis marujear un rato en mi vida, aprovechad esta ocasión porque probablemente sea la única.

Así que sin más dilación, a contar mi día:

Todo empezó una bonita mañana con un cielo azul claro despejado. Me desperté a las 6 (vale, era de noche todavía y he mentido XD) aunque realmente no me empecé a preparar hasta las 7. A esa hora me estaba desayunando y más tarde, afeitado ducha y cambio de ropa. Por una vez, me estuve planteando seriamente qué llevar para salir, ya que tenía un objetivo bien claro: Ir al aeropuerto.

¿Por qué quería ir al aeropuerto si no me iba de viaje? Pues evidentemente porque quería encontrarme con mi novia. Así que al final decidí coger una camisa nueva que mi madre me compró la semana pasada (oferta de inauguración del Parque Marítimo Las Terrazas, en Jinámar) y unos pantalones de salir. Tras arreglarme, mentir a mi madre diciendo “hoy tengo primera hora libre” y tomar mis cosas, así como la lista de cosas pendientes por hacer hoy, salí de mi casa a esperar a la guagua.

Habría llegado sobre las 8 y media a una parada cercana alaeropuerto, pero tenía que caminar unos minutos porque no sabía orientarme ahí (era la primera vez que iba andando por la zona del aeropuerto) y por eso salí 3 horas antes de antelación a la llegada del vuelo de mi novia. La cosa es que el camino era bastante intuitivo y directo y al final me sobraron 2 horas y 45 minutos XD.

Una vez dentro del Aeropuerto, miré una tienda de libros para ver si me podía comprar algo con qué entretenerme. Le eché el ojo a la revista Computer Hoy de esta semana (que cumplía aniversario por cierto) y como me la podía permitir, me la compré. Me puse a leerla mientras escuchaba música en la PSP (Banda sonora de Chaos;HEAd más sus singles “Phantasm” y de OP/ED del juego). Tardé como una hora en empaparme la revista completa. Como eran las 9 y media y todavía quedaba mucho tiempo, pues me puse a jugar a la PSP.

Empecé por el Star Ocean 1 de PSP. Había adelantado bastante de la trama inicial hasta atravesar el Time Gato localizado en el planeta Styx. Eran las 10:20 cuando dejé el juego y me dediqué a jugar al Fate Tiger Colosseum con Lancer en modo Hard, y luego al Fate Tiger Colosseum Upper con Kiritsugu Emiya en Hard también. A las 10:40 completé ambos modos historia (saltándome los diálogos, porque ya los había visto) y continué con Yggdra Union. Me pasé parte de un mapa hasta que tocó las 11:10, el momento en que despegaría el avión de mi novia desde Fuerteventura ya que me envió un mensaje sobre esa hora.

Estaba previsto que llegara sobre las 11:25, pero extrañamente no llegaba. Empecé a desesperarme y a ponerme nervioso por ello (y por el hecho de ver a mi novia) tanto, que la música no conseguía tranquilizarme. Desde ese momento, estaba contando cada segundo, mirando el panel de llegadas mientras miraba al reloj dando vueltas en círculos. Se me hizo tremendamente eterno, de tal manera que me parecieron horas en vez de minutos. Luego investigando un poco los vuelos proyectados en ese día, me he percatado de algo bastante curioso y que quería confirmarlo cuando llegase ella del avión, así que calculé un tiempo estimado de llegada a partir de lo que deduje en el panel.

Y no me equivoqué: El avión aterrizó en el momento que había deducido: Las 11:50. Hasta ese momento, seguía mirando el reloj y el panel, y cuando ví el anuncio de llegada, sólo estuve mirando el cristal de la puerta, ansioso y con mucho nervio. Entonces la ví, la reconocí y la saludé, pero ella no me ha visto (tampoco me ha podido ver). Unos pocos minutos después, la vi cruzar la puerta, y en ese momento ella me vio y nos abrazamos delante de la puerta (con la barra metálica separándonos). En ese momento me contó el motivo del retraso que era precisamente lo que me imaginaba: Han intercabiado los vuelos de Fuerteventura de entre las 11:10 y 11:35 y por consiguiente, estimé el tiempo de llegada de ella con respecto a la hora de llegada del otro vuelo de fuerteventura.

En ese momento, estaba bastante nervioso y caminaba con ella. Estábamos buscando una cafetería para desayunar. Yo no pedí nada, pero ella pidió su café (es una adicta al café XD) y nos sentamos. Pudimos romper el aura de nerviosismo que había entre nosotros hablando de trivialidades y sobre cosas que nos pasaron estos días. Una vez terminamos de comer, fuimos juntos a buscar lo de facturación para facturar su maleta para el vuelo de Barcelona, pero a esa hora ni siquiera estaban los mostradores del vuelo, así que nos sentamos y charlamos.

El ambiente en ese momento era ideal. Estaba sentado a su lado posando mi brazo por detrás de ella. Continuamos hablando y en más de un momento me acurruqué en ella. Para cuando quisimos darnos cuenta, eran la 1 y algo y fuimos al mostrador a facturar. Nos enteramos de que el vuelo a Barcelona se ha retrasado una hora, lo que nos concedía un tiempo extra para estar juntos (que compensa con creces el retraso del avión de fuerteventura). Una vez conseguimos facturar su maleta, dimos una vuelta por el aeropuerto. Juntos, yo posando mi brazo en sus hombros y ella con su mano en mi cadera. Caminamos un rato hablando de nuestras cosas. También estuvimos buscando un baño.

En esos momentos, yo era increíblemente feliz paseando junto a ella. Sobre las 2, decidimos esperar enfrente de la puerta de embarque sentados. Continuó pasando el tiempo junto a ella a una velocidad vertiginosa. Me acurruqué junto a ella y cogí su mano y la puse junto a mi pecho. Estuvimos así mucho tiempo, hast que llegó la hora de la despedida: las 14:40.

En ese momento, fue cuando la besé por primera vez y nos abrazamos. Estuvimos unos minutos así hasta que volvimos a besarnos. En ese momento estaba en la cúspide de la felicidad. Notaba cómo los latidos de su corazón golpeaban sobre mi pecho y ella estaba un poco nerviosa. Fue el momento más mágico de todos (y daría lo que fuera por volver a repetirlo) y finalmente tras 5 minutos, nos despedimos finalmente.

Quedaba el regreso, pero en ese momento es como si yo despertara de un sueño. No podía creerme todo lo que había sucedido en el aeropuerto (y cuando ella no había llegado también pensé en ello). Pero sin embargo, todo fue real, muy real. Su cuerpo, su mano, sus labios y los latidos de su corazón eran demasiado reales como para que fueran un sueño. Y todavía cuando cierro mis ojos, la veo a ella como en el aeropuerto.

Concluyendo: Hoy era la primera vez que veía a ella, la primera vez que tuve una cita, la primera vez que tenía pareja y actuaba como una y la primera vez que he besado. ¿Acaso el día de hoy ha podido ser más especial de lo que ya lo es de por sí? A mí sinceramente, me cuesta.

Por último, aquí tengo la foto que nos sacamos juntos en el aeropuerto mientras estábamos sentados. Es otra de las pruebas que tengo para pensar de que en el día de hoy todo ha sido real.

Anuncios